Grande-Marlaska debate con usuarios del centro ocupacional La Jara de Afanas

El ministro del Interior y número uno al Congreso por Cádiz por el PSOE, Fernando Grande-Marlaska, acudió el pasado viernes acompañado por el secretario local y alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, al Centro Ocupacional La Jara de Afanas en Sanlúcar, donde participó en un interesante debate propiciado por los usuarios del centro.
Marlaska visitó las instalaciones a petición de los usuarios y conoció las tareas que realizan. Tras la visita disfrutó de un encuentro distendido donde se expuso a las preguntas de los asistentes. Los usuarios del Centro Ocupacional La Jara le preguntaron sobre asuntos que les conciernen, como su derecho a votar y a contraer matrimonio. El ministro del Interior se mostró relajado y muy cercano con todos los asistentes que disfrutaron del encuentro e incluso se hicieron fotos con él. Marlaska agradeció la cercanía y el cariño con el que fue tratado por los usuarios de La Jara, que lo hicieron sentir muy cómodo.
El candidato socialista aprovechó su visita para destacar que por primera vez en 40 años de democracia las 100.000 personas con discapacidad psíquica podrán votar en estas elecciones, ya que gracias a la iniciativa del PSOE se ha podido modificar la Ley Orgánica del régimen electoral en su artículo 3 para poder ejercitar ese derecho.
Víctor Mora recordó el gran trabajo que los socialistas han realizado en favor de la inclusión laboral, fundamental para la plena inclusión de estas personas y afirmó “que la visita del ministro Marlaska a nuestro Centro Ocupacional es una prueba más de ello”.
Por su parte, Marlaska anunció a los asistentes que desde ya el Consejo de Ministros ha promovido que toda la contratación pública debe establecer una cláusula social para que quienes liciten practiquen una política de inclusión, de visibilidad y de diversidad, lo que supone otro paso adelante.
Para concluir su intervención, el candidato socialista defendió que ya que todos los partidos hablan de modificación en la Constitución, hay que abordar el artículo 49 que es propio de otras épocas, de otras concepciones relativas al mundo de la discapacidad, y tiene una redacción alejada de lo que es la dignidad humana y los derechos y deberes fundamentales.